¿Consumes alimentos fermentados?

Mousse de cacao sano y ligero
1 diciembre, 2021
Ensalada tibia de mijo
22 diciembre, 2021

¿Consumes alimentos fermentados?

Seguro que has oído hablar de los alimentos fermentados y es que están generando tendencia, os explicamos por qué.

Durante mucho tiempo nos hemos esforzado para eliminar a las bacterias ya que las hemos relacionado con enfermedades infecciosas, pero hoy en día se sabe que también forman parte de nuestra salud y que son vitales para el organismo. 

El intestino contiene una cantidad inimaginable de bacterias que cumplen funciones esenciales, tantas que el conjunto de estas, es decir el microbioma, actúa como un órgano más.

Proceso de fermentación

¿Por qué son tan importantes las bacterias que viven en nuestro intestino?

Los estudios realizados muestran como una buena población bacteriana en nuestro intestino ayuda a prevenir enfermedades degenerativas, cáncer, intolerancias, alergias y muchas más patologías. Además, la microbiota intestinal, cumple con muchas misiones fisiológicas imprescindibles para el funcionamiento del organismo.

Funciones de la microbiota intestinal

  • Regulación de metabolismo y balance energético: Funciones de nutrición y metabolismo. La interacción entre los microorganismos que forman la microbiota intestinal produce energía y vitaminas. También  ayuda a absorber minerales como el calcio y el hierro.
  • Protección: Previene las infecciones dominadas por gérmenes patógenos, evitando la colonización y el sobrecrecimiento de estos. Previene la intoxicación por metales, sustancia carcinógenas o químicos nocivos presentes en el ambiente
  • Mantenimiento del sistema inmunitario: Las funciones del sistema inmunitario están estrechamente relacionadas con nuestra microbiota y depende de ella que este sistema funcione adecuadamente. 
  • Digestión y nutrición: Las bacterias digieren componentes presentes en los alimentos como ácidos grasos insaturados. Estos componentes son muy importantes por su poder antioxidante y su modulación del colesterol y triglicéridos. Aparte, también están involucradas en la absorción de vitaminas y minerales, tan relevantes como la B12. 
  • Regulación: También participan en la regulación de neurotransmisores y hormonas como la insulina.

Lo más importante es saber que para obtener sus beneficios hay que encontrar un equilibrio y mantener una relación de simbiosis con nuestras bacterias intestinales.

Entonces, ¿Qué es la disbiosis intestinal?

La disbiosis es un desequilibrio constante de nuestra microbiota intestinal. Cuando esto sucede, significa que hay un desequilibrio entre las diferentes bacterias de nuestro intestino. Esta alteración se puede producir por varios motivos, entre ellos, una mala alimentación, el estrés, la contaminación, mal uso de antibióticos, sedentarismo. Dietas bajas en fibra y los procesos inflamatorios pueden estropear la flora intestinal. Aun así, es reversible, si cambiamos nuestros hábitos y estilo de vida.

Sintomas de la disbiosis intestinal

  • Molestias intestinales
  • Dolores de cabeza
  • Cansancio y fatiga
  • Infecciones recurrentes
  • Desarrollo de enfermedades autoinmunes
  • Obesidad y diabetes
  • Otras enfermedades neurológicas

Los alimentos fermentados

Los alimentos fermentados son aquellos en los cuales las bacterias han transformado los azúcares presentes en ácidos, gas o alcohol. Estos subproductos actúan como conservantes naturales del alimento e impiden el crecimiento de microorganismos indeseables. 

El proceso de fermentación, aparte de su función de conservante, facilita la absorción de nutrientes ya que, las bacterias y levaduras son las que descomponen las grasas en ácidos grasos, las proteínas en aminoácidos y los carbohidratos en azúcares simples.

Los alimentos fermentados pueden dividirse en dos grupos:

  1. Los que contiene microbios vivos cuando son consumidos: Como el yogur, kéfir, chucrut y kimchi.
  2. Los que no contienen microbios visos cuando son consumidos: Pan de masa madre, tempeh, alcoholes como la cerveza.

Las verduras y hortalizas fermentadas son ricas en bacterias beneficiosas lo cual favorece el crecimiento de microorganismos en el sistema digestivo.

Los prebióticos son un tipo de fibra que sirve de alimento de bacterias buenas, favorecen su crecimiento y tienen la capacidad de modular las funciones de nuestra microbiota intestinal y aportar beneficios a los microorganismos intestinales.

¡8 alimentos fermentados super saludables!

  1. Yogur: los probióticos añadidos a la leche fermentan la lactosa y la convierten en ácido láctico, esto hace que sea mucho más tolerado ya que, tiene mucho menos contenido en lactosa que la leche. 
  2. Chucrut: Surge a partir de las hojas de col fermentadas y ricas en lactobacilos, presentes naturalmente en la planta, los cuales fermentan el azúcar y lo transforman en ácido láctico, un producto natural que actúa como conservante.
  3. Kefir: Es parecido al yogur pero, el tipo de fermentación es diferente, donde además de la lactosa también se fermenta la caseína, otra proteína de la leche. Esto lo hace todavía más digestivo que el yogur y le otorga un sabor un poco más fuerte.
  4. Natto: es un fermentado a partir de habas de soja que actúa como probiótico favoreciendo el sistema inmune. Es muy típico en Japón donde se suele consumir  junto con el arroz. 
  5. Kombucha: Es un fermentado en formato de bebida que se elabora a partir de la fermentación del té, el cual adopta un sabor dulce y con un toque ácido. Debe tomarse pasteurizada para que las bacterias sigan vivas y activas una vez lleguen al intestino y ejerzan su efecto probiótico. 
  6. Kimchi: Se parece mucho al chucrut, pero tiene un sabor picante ya que, se mezcla con especias y jengibre.
  7. Miso: Es de apariencia pastosa. Se obtiene a partir de la fermentación de soja, cebada o arroz. Suele comerse disuelto en las sopas, pero, debe añadirse sin que llegue a hervir para que no pierda las propiedades
  8. Tempeh: El Temphe está hecho de soja fermentada de manera natural. Suele tener un ligero y agradable sabor a nuez.  Este alimento es originario de Indonesia, donde es muy popular por su contenido de fibra, vitaminas y proteínas debido al proceso de fermentación. Se suele utilizar en las dietas vegetarianas como un sustituto de la carne.

Beneficios de consumir productos fermentados:

  • Colaboran en la repoblación bacteriana y mantienen la flora intestinal saludable. 
  • Mejoran la digestión y absorción de los alimentos.
  • Depuran el organismo, eliminando toxinas acumuladas en el cuerpo. 
  • Protegen de infecciones por parte de bacterias patógenas.

En resumen, el otoño y el invierno son una buena época para empezar a introducir los productos fermentados a nuestra alimentación, sobre todo para ver como mejoran nuestro sistema inmune frente a enfermedades típicas de esta temporada. En nuestra web, puedes encontrar recetas que incluyen estos alimentos que te ayudarán a aprender a cocinarlos. Y tu, ¿Consumes alimentos fermentados? ¡No esperes más para tener una microbiota sana y funcional!

Imprimir receta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other

    ¿Quieres recibir Promociones, Eventos y Recetas Saludables?

     

    Regístrate y recibiras la Newsletter mensual

     

    ¡No te pierdas las NOVEDADES que tengo para ti!

    Gracias por suscribirte a mi newsletter!! Ahora recibirás un email con un link que tienes que clicar para poder recibir mis últimos artículos mensuales.

    //]]>