Pan de calabaza y coco
13 diciembre, 2016
Mantecados de chufa y cacao
14 diciembre, 2016

El aceite de coco, un superalimento que nos ayuda a perder esos quilitos de más

 

El aceite de coco es considerado un superalimento, ya que nos confiere notables beneficios para la salud. Contribuye en nuestra felicidad y nos ayuda a que estemos saludables por dentro y bellos por fuera.

Los que me conocen bien saben que me apasiona el coco y que soy extremadamente fan del aceite de este fruto de la palmera cocotera. Lo uso para infinidad de cosas y estoy segura que cuándo lo descubras se va a convertir en tu mejor aliado, tanto en la cocina cómo en el cuidado cosmético. Su relajante aroma, su sabor tropical y su textura cremosa hacen de él una auténtica maravilla culinaria.

Durante años, ha sido desaconsejado por su mala fama en relación a los ácidos grasos saturados y considerado el culpable de provocar enfermedades cardiovasculares.

En las últimas cuatro décadas, desapareció casi por completo de los estantes de los supermercados, siendo sólo utilizado en cosméticos y productos para la piel.

Tenemos que tener en cuenta que no todos los ácidos grasos saturados elevan el colesterol en sangre, como ha sido demostrado en poblaciones estudiadas en las islas del Pacífico sur, que su dieta se basa en el aceite de coco.

El consumidor final que se deja llevar por conceptos erróneos y sin fundamentos sólidos, inducidos por campañas publicitarias con trasfondo puramente económico. Cae en el error de evitar todo tipo de grasas que es lo que realmente le puede acarrear graves problemas ya que el cuerpo las necesita para estar saludable. Este grupo de alimentos forman parte de una buena alimentación y deben estar presentes en nuestro día a día. Su combinación única de ácidos grasos de cadena media, principalmente ácido láurico (casi el 60%), puede producir inmensos beneficios para la salud. Esta proporción elevada de ácido láurico mantiene los niveles de colesterol y beneficia la salud cardiovascular. También podemos destacar su poder antibacteriano, antifúngico, antiinflamatorio y analgésico, entre otros.

Es aconsejable que sea aceite de coco virgen extra y comprarlo en bote de cristal, ya que el plástico puede dejar en él substancias tóxicas que disminuirían sus notables beneficios. En invierno estará sólido y duro y, a medida que va subiendo la temperatura ambiental, se va deshaciendo hasta convertirse en líquido. En esta época se puede guardar en la nevera, de esta forma se vuelve a solidificar.

El aceite de coco virgen extra es natural, no ha sido degenerado por el calor, es estable a temperatura ambiente y el cuerpo lo absorbe bien. Puede dar grandes beneficios si se utiliza con moderación, en una dieta y un estilo de vida saludable.

 

¿Sabías que este elixir blanco te puede ayudar a perder esos quilitos de más?

Diversos estudios han confirmado que tomar aceite de coco a diario reduce el apetito y aumenta la quema de grasas.  Esto es debido a su composición fundamentalmente en ácidos grasos de cadena media. Triglicéridos que aceleran el metabolismo, ya que son fácilmente digeridos y convertidos en energía. Las células de nuestro organismo, utilizan esta energía y de este modo, los triglicéridos, no son almacenados en el tejido adiposo. Y es así cómo se consigue que toda la energía ganada a través de los alimentos se convierta en el combustible necesario para que cada una de las células y órganos funcionen a la perfección. Esta capacidad se conoce cómo poder termogénico, y nos ayuda a bajar de peso ya que usamos más energía para digerir, distribuir y quemar sus calorías que la energía que nos aporta su ingesta. Sacian mucho más que otras grasas, lo que provoca una ingesta menor y reduce el “picoteo” que muchas veces es el culpable de ir sumando calorías.

La ración diaria recomendada es de 2 a 4 cucharadas soperas, lo que hará que estemos más activos mentalmente  y contribuirá a estimular la termogénesis. De todos modos si no estamos familiarizados con este aceite, es importante introducirlo progresivamente para que nuestro organismo se adapte bien.

Propiedades cosméticas del aceite de coco

¿Sabes que beneficios te puede aportar el aceite de coco? ¿Conoces sus magníficos usos cómo cosmético?

Cada día hay más gente que conoce este terapéutico aceite y, gracias a sus propiedades y a su versatilidad, poco a poco va cogiendo protagonismo en la cocina. A parte de su uso culinario nos ofrece grandes beneficios cómo cosmético natural. Cuándo pruebes esta belleza tropical, ya no querrás volver a saber nada más de las cremas comerciales mantecosas y llenas de tóxicos que hay actualmente en el mercado. Cabe resaltar que es muy importante comprar aceite de coco virgen extra, ya que en el mercado también hay otros aceites de coco regulares que no tienen las mismas propiedades que el orgánico.

1- Hidratante corporal

El aceite de coco es uno de los mejores hidratantes naturales que podemos encontrar para el cuidado de la piel. Sus propiedades humectan, suavizan y ayudan a eliminar las células muertas para prevenir el envejecimiento prematuro de la dermis. Su suave textura, que se derrite al entrar en contacto con la piel, lo convierte en un magnífico bálsamo hidratante corporal. Si lo aplicamos al salir de la ducha, con la piel aún caliente, permitiremos que sus componentes penetren y la reparen desde el interior. De esta forma conseguiremos una piel más suave y brillante. A parte de su poder hidratante también reduce marcas de cicatrices y estrías, por lo que se convierte en un auténtico reparador.

2- Combate el acné

Lo podemos utilizar en caso de acné ya que contribuye a que la piel sea menos grasosa eliminando la suciedad y destapando los poros. Contiene ácido láurico, una substancia con la capacidad de combatir las bacterias que causan el acné. También posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a mejorar la apariencia de las cicatrices de las heridas causadas por los granitos.

3- Desinfectante bucal

Este desinfectante también conocido cómo “oil pulling” está ganando fama día a día en la comunidad de personas concienciadas con la salud. Es una técnica que se utiliza para mejorar la salud bucal y ayuda a desintoxicar el cuerpo. Su funcionamiento es muy sencillo, basta con introducir una cucharada de aceite de coco y enjuagar la boca unos 15 minutos todos los días. De esta forma se reduce la placa de los dientes y se elimina de forma natural las bacterias, dejando un aliento más fresco. Funciona muy bien para la inflamación de las encías y para blanquear los dientes.

4- Exfoliante

Es un buen aliado para limpiar profundamente la piel y deshacerse de las células muertas que se van acumulando día a día. Sólo lo tenemos que calentar a fuego lento, y una vez caliente mezclarlo con sal (por cada medida de coco usar 2 medidas de sal). Lo retiramos del fuego, lo dejamos reposar unos minutos y ya lo tendremos listo para aplicarlo sobre la piel que deseamos exfoliar. Este proceso lo podemos poner en práctica una vez por semana, sobre todo si deseamos lucir un cutis luminoso y libre de granitos y puntos negros.

5- Pasta de dientes

Este método además de combatir y eliminar las bacterias que pueden dañar los dientes, no utiliza flúor ni otros químicos que pueden ser dañinos para la salud.

Colocaremos el equivalente a una cucharita de café de aceite de coco en el cepillo de dientes y los cepillaremos durante 10 minutos. Para terminar, enjuagaremos con agua.

6- Cuidado para el cabello

Nutre y regenera el cabello seco, desnutrido o estropeado en general. Los ácidos grasos que contiene el aceite de coco ayudan a preservar las proteínas y la hidratación natural del cabello. Su alta penetración y afinidad con la fibra capilar, rellena los lugares donde ha sido maltratada, alisando las descamaciones y reteniendo su humedad, lo que se traduce en un cabello reparado, suave, sin enredos, hidratado y con más brillo.

Para proceder a su aplicación el aceite tiene que estar en su estado líquido. Si lo tenemos en estado sólido, bastará con coger un poco con las manos y mantenerlo entre ellas unos minutos. De esta forma, con el mismo calor corporal, éste volverá a su estado líquido.

Tenemos diferentes formas de aplicación, dependiendo del resultado final que deseemos:

  • Tratamiento hidratación profunda:

    Aplicar el aceite de coco de medios a puntas, evitando el cuero cabelludo. Lo dejamos reposar el máximo tiempo posible para que penetre en la fibra capilar. Lo ideal sería dejarlo actuar toda la noche y lavarlo a la mañana siguiente, así aceleramos el proceso de regeneración de la fibra capilar.

  • Acondicionador:

    En cabellos muy secos podemos aplicar una pequeña cantidad después de la ducha, evitando la zona del cuero cabelludo. De esta forma lograremos suavizar el pelo, facilitando el desenredado y el peinado.

  • Protector:

    Se puede utilizar como protector de calor, ya que retiene la humedad y evita que el pelo se reseque al utilizar asiduamente planchas y secadores. También resulta útil para proteger el pelo en verano del cloro, la sal del mar y la exposición al sol por el mismo motivo y por su ligera acción fotoprotectora.

7- Poder anticaspa

Gracias a su acción antifungica se considera un eficaz tratamiento anticaspa, siendo capaz de eliminar y de calmar los picores propios del cuero cabelludo con caspa, seco y/o sensible. Para realizar este tratamiento debemos aplicar una pequeña cantidad en el cuero cabelludo y dejar actuar toda la noche.

8- Loción Antipiojos

La infección por piojos puede combatirse con el aceite de coco, siendo uno de los remedios más antiguos y eficaces. Con el pelo seco, añadiremos una buena cantidad de aceite de coco virgen extra para que quede impregnado todo el pelo y el cuero cabelludo. Lo ideal es poner una toalla alrededor de la cabeza y dejar-lo actuar unas horas o incluso toda la noche. Una vez pasado este tiempo, usaremos una lendrera para retirar los piojos muertos y sus huevos, que saldrán con facilidad.

 

Te animo a que introduzcas el aceite de coco en tu rutina diaria. Cómo hemos visto, es una alternativa muy saludable que nos puede ayudar a mejorar nuestro organismo gracias a sus propiedades antioxidantes, reductoras del colesterol y estimuladoras del metabolismo. Y si además lo incorporas cómo cosmético, en tu rutina diaria, estarás regalando a tu cuerpo unos días libres de tóxicos que seguro que ¡¡¡le sientan de maravilla!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir Promociones, Eventos y Recetas Saludables?

 

Regístrate y recibiras la Newsletter mensual

 

¡No te pierdas las NOVEDADES que tengo para ti!

Quiero recibir información sobre nutrición.
Acepto la politica de privacidad

Gracias por suscribirte a mi newsletter!! Ahora recibirás un email con un link que tienes que clicar para poder recibir mis últimos artículos mensuales.

//]]>