Batch Cooking, come sano y ahorra tiempo en la cocina

Palitos energéticos de Boniato y Coco
13 noviembre, 2018
Mini Hamburguesas de Remolacha con Salsa de Calabaza
22 noviembre, 2018

Batch Cooking, come sano y ahorra tiempo en la cocina

Con el ritmo de vida que llevamos, no todos tenemos tiempo entre semana para cocinar cómo nos gustaría. El problema que me encuentro con muchos pacientes que vienen a consulta es que les falta organización en sus menús diarios. Esto puede provocar que acabemos comiendo cualquier cosa, la mayoría de las veces, opciones poco saludables. Una buena organización es la clave para seguir una alimentación saludable y evitar comer alimentos poco adecuados. Si nos acostumbramos a hacer Batch Cooking, nos será mucho más fácil preparar los platos diarios.

¿Qué es el Batch Cooking?

El Batch Cooking consiste en dejar la nevera lista con preparaciones que nos servirán para elaborar nuestros platos durante la semana. De esta forma ahorraremos mucho tiempo y esfuerzo y nuestros menús serán más variados. Cocinar con antelación parte de las recetas, nos permite comer más sano y disponer de más tiempo libre.

 

¿Cómo podemos empezar a practicar el Batch Cooking?

Hay varias formas de empezar a realizar el Batch Cooking, que podremos adaptar según nuestras necesidades y preferencias:

– Cocinar más cantidad cada vez que hagamos una receta

Si somos de los que no nos gusta tener un menú cerrado esta opción es ideal. Cocinando el doble de cantidad cada vez que hagamos una preparación tendremos solucionada la comida de 2 días. Invertiremos el mismo tiempo cocinando una receta para 2 personas que para 4.

– Preparar más cantidad de un alimento

Si nos gusta improvisar podemos cocinar más cantidad de un alimento en concreto y guardarlo en la nevera o congelarlo por raciones. De esta forma, cuando vayamos a preparar el plato del día, tendremos a nuestra disposición varias opciones para poder organizar un plato saludable.

Organizar un menú semanal

Si preferimos tener un menú cerrado, con todas las opciones para comer y cenar, lo mejor que podemos hacer es seguir estos 3 pasos:

  •  Diseñar un menú semanal

De este menú dependerá que nuestra alimentación sea saludable y equilibrada. Por eso os recomiendo dedicarle el tiempo suficiente para planificarlo. Si necesitas ayuda para elaborar tu menú, ponte en contacto conmigo y lo planificamos conjuntamente.

  • Elaborar la lista de la compra

Una vez tengamos el menú elaboraremos la lista de la compra. Este paso también es muy importante ya que, si nos faltan ingredientes en el momento de preparar alguna receta, nos veremos obligados a modificar el menú ideado.

  • Dedicar un día a cocinar

Deberemos reservar unas horas de un día a la semana para cocinar. Este día nos dedicaremos a dejar preparado todo lo que podamos hacer con antelación.
Las legumbres y los cereales que tengamos programados comer durante la semana los podremos dejar listos y nos servirán para los diferentes platos.
Las verduras también las podemos dejar hervidas, cocinadas al horno o salteadas. El horno es ideal para cocinar varias verduras a la vez en distintos recipientes. Así tendremos más flexibilidad a la hora de hacer las mezclas de los platos semanales.

 

¿Cuáles son los beneficios del Batch Cooking?

Ahorro de tiempo

Con el Batch Cooking ahorraremos tiempo ya que prepararemos distintos platos a la vez. Por ejemplo, si hervimos arroz o quinoa para 2 preparaciones diferentes, estaremos la mitad del tiempo para cocinarlo que si lo hacemos para cada preparación por separado.

Ahorro de dinero

Al elaborar una lista de la compra acorde con el menú semanal, compraremos solo los alimentos que vayamos a consumir. Evitando así, un gasto innecesario con productos que se nos acaban estropeando.
Por otro lado, al cocinar varios platos a la vez, gastaremos la mitad de energía, cosa que también se verá reflejada en la factura del gas o de la luz.

Ayuda a seguir una dieta equilibrada

Este método nos permite organizarnos mucho mejor y tener una mayor adherencia al menú. Con una planificación semanal bien elaborada, nos aseguramos de que estaremos comiendo saludable.

Evita el picoteo

Cuando no tenemos pensado que vamos a comer, es mucho más fácil caer en la tentación de picar cualquier cosa que tengamos a mano. Con el Batch Cooking tendremos planificado el menú semanal y medio preparado cada plato con anterioridad. De esta forma solo le tendremos que dedicar unos minutos al día para terminar de preparar la comida planeada y esto nos ayudará a evitar cualquier tentación.

No desperdiciar alimentos

Al disponer de la lista de la compra elaborada con el planning semanal, evitaremos comprar alimentos que no nos va a dar tiempo de consumir.

 

Trucos y secretos para que el Batch Cooking sea un éxito

  • Tener legumbres cocidas listas para usar en la despensa, en la nevera o en el congelador.
  • Aprovechar para cocinar raciones de más de arroz, mijo, quinoa, patata, boniato… dan mucho juego para hacer salteados, ensaladas, guarniciones o enriquecer guisos y sopas.
  • Tener en el congelador varias raciones de verduras diferentes, preparadas y listas para cocinar directamente. Son igual de nutritivas que las verduras frescas y no necesitamos descongelarlas con antelación.
  • Cocinar raciones de más y congelar la comida en raciones individuales. Así se conservarán perfectamente durante muchas semanas y ya tendremos solucionados algunos platos.
  • Cocinar más cantidad de carne o pescado para incluirlos en sopas, ensaladas, woks, salteados o para acompañarlos con una ración de verduras.
  • Disponer de recipientes adecuados, con cierre hermético para guardar la comida. También es importante apuntar bien qué es cada preparación.
  • Congelar el pan cortado en porciones individuales, o los bizcochos y magdalenas caseras; ¡así además no caeremos en la tentación de comérnoslas todas de golpe!
  • Aprovechar para asar una gran cantidad de verduras y hortalizas al encender el horno.
  • Preparar más cantidad de cremas, caldos y salsas y congelar en raciones.

 

Las ventajas de Batch cooking están claras: ahorramos tiempo y dinero, desperdiciamos menos alimentos, nos organizamos mejor y llevamos una alimentación más saludable. Lo mejor de todo es que cada persona puede adaptar el Batch Cooking según sus propias necesidades y las de su familia. Con tan solo dedicar unas horas a la semana a organizarnos y a avanzar parte de las recetas, hará que vayamos más relajados durante la semana y evitaremos imprevistos de última hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir Promociones, Eventos y Recetas Saludables?

 

Regístrate y recibiras la Newsletter mensual

 

¡No te pierdas las NOVEDADES que tengo para ti!

Quiero recibir información sobre nutrición.
Acepto la politica de privacidad

Gracias por suscribirte a mi newsletter!! Ahora recibirás un email con un link que tienes que clicar para poder recibir mis últimos artículos mensuales.

//]]>